Estás aquí: Inicio » Guía del Consumidor » ¿Qué es la Política de Precios?

¿Qué es la Política de Precios?

Política de PreciosDe todas las definiciones que hemos dado en nuestro blog, el tema de precio es de gran importancia. En primer lugar, debemos saber que el precio es el elemento de la mezcla de marketing que produce ingresos; los otros producen costos.

Asimismo, el precio es un factor y elemento de los más flexibles: puede ser modificado rápidamente, y en relación de cambio por dinero, se trata del número de unidades monetarias que se necesitan obtener a cambio una unidad del bien.

Un punto importante a destacar es que, la actividad mercadológica, y la fijación de precios, debe estar apuntada a la obtención de una meta, en otras palabras, los gerentes deberían decidir su objetivo antes de determinar el precio propiamente dicho. No obstante, por lógico que suene esto, muy pocas firmas establecen o formulan explícitamente su objetivo en la fijación de precios.

En este sentido, la política de precios es un conjunto de normas, criterios, lineamientos y acciones que se establecen para regular y fijar la cantidad de ingresos provenientes de la venta de bienes y/o servicios que produce el sector público a través de sus dependencias y entidades.

Se considera también en esta política los topes máximos y mínimos de precios y tarifas que establece el Sector Público a los particulares, por los citados bienes y/o servicios que produce.

Lo que se busca a través de la política de precios es decidir dónde quiere posicionar su oferta de mercado. Cuánto más claros sean los objetivos de la empresa, más fácil será fijar el precio.

Una empresa puede buscar cualquiera de cinco objetivos principales al fijar sus precios:

  • Supervivencia
  • Utilidades actuales máximas
  • Participación máxima de mercado
  • Captura máxima del segmento superior del mercado
  • Liderazgo en calidad de productos

También existen algunas condiciones que favorecen la fijación de precios:

  • El mercado es muy sensible al precio y un precio bajo estimula su crecimiento
  • Los costos de producción y distribución bajan al irse acumulando experiencia en la producción
  • El precio bajo desalienta la competencia real y potencial

La importancia radica en los acuerdos implícitos o explícitos entre las firmas competidoras y se producen en un mercado oligopolístico, es decir, con pocos productores, como es el de la mayoría de los bienes de consumo duradero.

A través de estos acuerdos se logra evitar consecuencias de una guerra de precios entre las empresas que contribuiría a una disminución de los beneficios de todas ellas y a desplazar la competencia hacia otras variables, como son calidad del producto, publicidad, servicio técnico, distribución.

Guía

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top