Estás aquí: Inicio » Guía del Consumidor » ¿Cómo planificar gastos?

¿Cómo planificar gastos?

Antes de comenzar una explicación de cómo planificar gastos, tenemos que conocer que de nuestro ingreso mensual, anual, o como queramos fraccionarlo, se desprende una parte que es utilizada para el consumo necesario para la subsistencia y otra para el consumo por “gusto” que también es necesario, pero podemos dejarlo de lado si no tenemos dinero.

Por otra parte, existe para algunos una porción de ese ingreso que no lo utilizan para consumo en el momento de obtenerlo, sino que lo ahorran.

Si cuando estamos comprando nos influenciamos por la publicidad de ciertos productos tendremos una compra de altos costos con productos que no necesitamos realmente. Es por eso que el ahorro como estilo de vida puede ayudar mucho a planificar la compra diaria.

Además, hasta acá sólo hablamos de compras pequeñas como son alimentos, pero si planificamos grandes compras como puede ser una cámara de fotos o un nuevo ordenador, siempre es bueno realizar una lista de lo que queremos, anotar el precio y comprobar si realmente lo necesitamos.

Todo ello por una parte. Ahora bien, por otro lado habrá que pensar en recortar gastos. Cuando hablamos de recorte enseguida pensamos en las cosas que consumen mayores gastos y por ello tendríamos que hacer un sacrificio y cambiar los hábitos, pero en realidad no es necesario tomar medidas tan drásticas. Si uno es prudente en el día a día, se ahorrará una buena cantidad de dinero a lo largo del trayecto que pueda servir para cualquier evento o cambio inesperado en los ingresos.

Salir a comer afuera o pedir comida por teléfono son clave para recortar los presupuestos. Por ejemplo, si pides comida dos veces al mes gastarás al menos unos $100. Eso es unos $1.200 al año ordenando comida. Si evitamos esto, ahorraríamos unos $600 al año. Asimismo, si quiere comer bien al mediodía, comprar el almuerzo será lo menos aconsejable. Es preferible llevarte tu propia comida hecha en casa, y para ello necesitamos tener orden en nuestra casa y siempre tener presente ideas prácticas para el hogar, para evitar perder el tiempo al volver del trabajo y disfrutar también nuestro tiempo libre.

©López Duplan Arquitectos/homify.com.mx

©López Duplan Arquitectos/homify.com.mx

¿Cómo hacer un buen plan financiero?

Ahora bien, pasemos a los temas de las deudas y financiaciones.

Las deudas son una parte complicada de la vida, pueden bajarnos el ánimo y desgastan a las personas. Es importante planificar el pago de las deudas. Generalmente la gente no lo hace, sólo las acumula y obtiene más deuda para saldar la anterior.

Debemos darle más valor a las cosas que adquirimos, aunque sean a través de una deuda. No está mal endeudarse, pero siempre hay que tener un plan de pagos acorde al ingreso. No podremos pretender pagar con todo nuestro ingreso, o tener una cuota que lo supere.

Tampoco olvidemos que muchos bancos piden “justificación de ingresos familiares” cuando la deuda sólo recae sobre una persona en realidad. Eso aporta a que saquemos créditos fuera de nuestra línea.

Asimismo, recomendamos siempre dividir nuestro plan en tres categorías principales:

Costos Fijos

Estas son las facturas y gastos que no varían mucho de mes a mes, al igual que los pagos de alquiler o hipoteca, servicios públicos y los costos del coche. También se incluyen las suscripciones, como membresías en gimnasios y cuentas de Netflix, Tenerlos siempre presentes porque estamos comprometidos a cancelarlos, pero tienen la parte buena: no cambian mes a mes.

Se estima y se aconseja que este tipo de gastos se mantenga en no más del 50% de su salario neto.

Si está tratando de hacer más espacio en su presupuesto, los costos fijos pueden ser un gran lugar para recortar. Por ejemplo, ¿existen suscripciones que podría reducir o cancelar en su totalidad?

Objetivos Financieros

Considere la posibilidad de poner al menos el 20% de su sueldo neto hacia pagos o contribuciones importantes que le ayudarán a proteger su base financiera. Hay tres objetivos esenciales que todos deben esforzarse para lograr: pagar la deuda de tarjetas de crédito, el ahorro para la jubilación y la creación de un fondo de emergencia. Pero sus objetivos financieros también pueden incluir grandes prioridades de ahorro como el pago inicial de una casa nueva.

Se recomienda automatizar sus contribuciones de ahorros y pagos de la deuda para ayudar a asegurarse de que está ahorrando constantemente y no atrasarlos.

Gastos Flexibles

Por último, tenga en cuenta que del presupuesto no más de 30% de su sueldo neto vaya hacia el gasto flexible. Estos son los gastos del día a día que pueden variar de mes a mes, como salir a comer, comestibles, compras, aficiones, entretenimiento y otros similares.

Incluimos los comestibles en el gasto flexible porque a pesar de que la comida es una necesidad en su presupuesto, lo que se gasta en alimentos puede variar. Algunas semanas se puede comer más comida comprada o salir a algún restaurante, mientras que otras se pueden comprar más víveres para cocinar en casa.

Para determinar el monto de su gasto fexible, le recomendamos que primero reste los dos puntos anteriores a su sueldo neto. De esta manera, sabrá qué la cantidad le queda de gastos flexibles para gastar como quiera.

Guía

¿Alguna Consulta? Con gusto te ayudaremos...

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
Scroll To Top